Ingredientes

Molde desmontable de silicona de 23 cm

Bizcocho Sacher

  • 100gr de leche entera
  • 4 huevos
  • 120 gr de mantequilla
  • 150 gr de harina de repostería
  • 160 gr de azúcar de abedul
  • 1 pizca de sal
  • 4 cucharadas soperas de cacao puro
  • 2 cucharaditas de levadura royal

Almíbar

  • Café en este caso descafeinado.
  • Azúcar de abedul a gusto

Crema de mascarpone

  • 500 gr queso mascarpone
  • 100 ml. Nata líquida
  • 80 g. Azúcar de azúcar de abedul
  • 6 yemas de huevo
  • 5 hojas de gelatina
  • 300 ml de nata para montar

Decoración:

Cacao puro

Elaboración

Mousse de crema de Tiramisú en bizcocho de chocolate sustituyendo a las soletillas, bañado en café y espolvoreado con cacao puro.

  • Bizcocho Sacher
  • Mousse Crema de Mascarpone
  • Café descafeinado  edulcorado

Elaboramos el bizcocho sacher:

Primero haremos el bizcocho, precalentamos el horno a 180º arriba y abajo, preparamos nuestro molde o bandeja poniendo papel de horno en el fondo y engrasándolo con mantequilla.
Separamos las claras de las yemas, montamos las claras a punto de nieve suave con una pizca de sal, con mucho cuidado de que no nos caiga nada de yema en el recipiente o no se montarán, las reservamos.
Batimos con varillas la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar de abedul y una pizca de sal, cuando esté todo integrado añadiremos en orden, el cacao tamizado, las yemas una a una, la leche, la vainilla, y la harina con la levadura tamizadas
batir hasta que tenga una consistencia cremosa, en este punto añadiremos las claras ya montadas y mezclaremos con una lengua con movimientos envolventes de arriba abajo.
Ponemos la mezcla en nuestro molde y al horno unos 12 minutos.
Lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar fuera del molde tapado con un paño.

Preparamos el almíbar con el café y el endulzante, lo introducimos en un biberón y reservamos.

Ahora elaboramos la crema de mascarpone:

Hidratamos la gelatina en agua bien fría.

mezclamos el queso mascarpone con los 50 ml de nata líquida, hasta que tengamos una textura cremosa.

Semimontamos los 300ml de nata y reservamos en la nevera
colocamos las yemas de huevo y el azúcar en un recipiente apto para baño maría, a fuego suave vamos batiendo con las varillas hasta que la preparación blanquee y duplique su volumen.

Escurrimos la gelatina y se la añadimos, seguimos batiendo hasta que se disuelva por completo y no queden grumos. Retiramos del baño maría, y pasamos el contenido al recipiente del robot pasándolo primero por un colador, batimos unos minutos más.

Incorporamos el mascarpone que hemos mezclado con la nata líquida, y mezclamos a mano o en el robot, hasta conseguir una crema bien homogénea. Retiramos la nata semimontada de la nevera y se la incorporamos a la crema en dos veces, mezclando suavemente con una lengua. Introducimos la preparación en una manga.

Cortamos dos bases de bizcocho de la medida del molde, en este caso 23cm.

Colocamos uno en la base, lo empapamos con el café y rellenamos con la crema una cuarta parte, colocamos el segundo y terminamos de rellenar con el resto de la crema, alisamos y a la nevera un mínimo de 6 horas.

Desmoldamos y espolvoreamos la superficie con cacao puro con la ayuda de un colador.

Otras Recetas