Entradas

Galletas Digestive Avena

Galletas Digestive Avena
  • 90 gr. Copos de Avena
  • 120 gr. Harina de trigo integral o normal
  • 80 gr. Azúcar moreno
  • 90 gr. Mantequilla a temperatura ambiente
  • 3 o 4 cda. Leche entera
  • 1 cdita. Levadura postres
  • 1/2 cdita. Pasta de vainilla
  • Una pizca de canela
  • 1/4 cdita. Sal

Elaboración:

 Trituramos la avena en un robot de cocina. 

En un bol mezclamos la harina, la sal, la avena triturada, la canela y la levadura. Reservamos.

En otro bol batimos la mantequilla a temperatura ambiente, con el azúcar y la pasta de vainilla. Trabajamos la mezcla unos minutos hasta formar una crema.

Añadimos los ingredientes secos, al bol de la mantequilla y comenzamos a mezclar con la ayuda de un tenedor hasta que la masa se convierta en una arena. Añadimos 3 cucharadas de leche y compactamos con las manos hasta que consigamos formar una bola. 

Si vemos que es necesario añadimos una cucharada de leche más para conseguir que la masa se compacte.

  Colocamos la bola de masa sobre un papel transparente, achatamos hasta que nos quede planita y envolvemos con el plástico. Guardamos la masa en el frigo para que adquiera cierta consistencia, durante unos 30 minutos. Al guardar la masa aplanada, nos facilitará el proceso de estirado haciendo que se rompa menos al trabajarla con el rodillo.

 Retiramos la masa del frío y, sobre una superficie de trabajo enharinada, extendemos la masa hasta que nos quede de un grosor de unos 0,5 cm. 

 Con el horno previamente caliente a 180ºC con calor arriba y abajo, sin ventilador, horneamos las galletas durante unos 12 minutos. Retiramos las galletas de la bandeja y las dejamos enfriar sobre una rejilla.

TARTALETAS MOUSSE DE CREMA CATALANA, MANZANA, SPECULOOS Y CARAMELO

Ingredientes:

Masa Sablé

  • 240 g Harina de trigo normal
  • 35 g Almendra molida muy fina 
  • 95 g Azúcar de abedul glass
  • 120 g Mantequilla sin sal, fría y cortada en dados pequeños
  • Una pizca de sal
  • 1 huevo entero batido (talla L), frío

Pasta de galletas speculoos

  • 45 gr de galletas speculoos lotus
  • 40 ml de leche entera
  • 20 gr de chocolate blanco
  • 1 cucharadita de azúcar de abedul
  • 5 gr de mantequilla sin sal
  • ¼ de cucharadita de canela en polvo

Cremoso de caramelo y speculoos

  • 40 g Pasta de galletas “Speculoos”
  • 120 g Nata, caliente
  • Pasta de vainilla
  • 2 yemas de huevo
  • 25 g Azúcar de abedul
  • 2 g Gelatina (1 hoja)

Compota de Manzana

  • 2 manzanas grandes, Golden
  • 35 g Mantequilla con sal
  • 40 g Miel
  • ½ cucharadita de Canela
  • 2 g Gelatina (1 hoja)

Crema catalana

  • 500 ml. Leche entera fría
  • 100 azúcar de abedul
  • 15 g Fécula de maíz (maicena)
  • 4 yemas de huevo
  • La piel de ½ limón y ½ naranja
  • 1 rama de canela

Mousse de crema catalana

  • 100 ml. Nata para montar
  • 60 g. Azúcar
  • 3 hojas de gelatina
  • 400 gr de crema catalana

Glaseado de caramelo

  • 175 g Azúcar blanquilla
  • 175 ml. Agua mineral embotellada
  • 150 g Nata líquida (crema de leche)
  • 12 g Fécula de maíz (maicena)
  • 4 hojas de gelatina (8 g)

Elaboraciones:

 

Elaboración 1er día.  Crema catalana y mousse

Disolver la fécula de maíz en un poco de leche. En un bol batimos las yemas de huevo junto con la fécula de maíz disuelta. Reservamos. 

Ponemos a hervir el resto de la leche, junto con el azúcar de abedul, la canela y la piel del limón y la naranja.

 Una vez hierva vertemos en las yemas, mezclamos bien con las varillas, colamos la mezcla y la ponemos de nuevo al fuego.

Sin dejar de remover, dejamos que arranque a hervir de nuevo, y retiramos del fuego. Pasamos la crema a un bol y la tapamos con papel film, de manera que el plástico toque la crema, para que no se forme costra al enfriarse. Reservamos.

Mousse de crema catalana

Ponemos la gelatina en agua fría para que se ablande.
Reservamos dos o tres cucharadas de nata, la suficiente para deshacer la gelatina en caliente. El resto de la nata la montamos en un cuenco junto con el azúcar de abedul en picos suaves

Calentamos las cucharadas de nata, retiramos del fuego y añadimos la gelatina escurrida, removiendo hasta que se disuelva por completo. Ahora disponemos unos 400 g de la crema catalana ya fría, que hemos elaborado anteriormente, le añadimos una cuarta parte de la nata, mezclamos suavemente, incorporamos el resto de la nata con movimientos envolventes de abajo hacia arriba, y por último agregamos la gelatina disuelta en la nata caliente. Mezclamos bien.

Vertemos la mezcla en unos moldes en forma de semiesfera de silicona, tapamos con film y congelamos.

Elaboración 2º día. Tartaletas.

Colocamos el accesorio pala en la amasadora, en el bol pondremos, la harina, la almendra molida, el azúcar de abedul glass, una pizca de sal, y la mantequilla, todos los ingredientes, menos el huevo. 

 mezclar a velocidad media, hasta que obtengamos una textura arenosa.

Ahora vamos a incorporar el huevo batido.

Seguimos mezclando, hasta que se haya integrado totalmente, y veamos que la masa se junta, y separa de las paredes del recipiente. 

Volcamos la masa sobre un papel de horno, y con las manos, la juntamos y formamos una bola. Colocamos otro papel de horno encima, y estiramos con el rodillo, hasta unos 3 mm de grosor.

Cuando tengamos la masa sablé, estirada uniformemente, la reservamos tal cual, en el frigorífico, unos 20-30 minutos, la masa tiene que estar siempre muy fría para que no nos dé problemas.

Precalentamos el horno a 160ºC calor arriba y abajo. 

Sacamos la masa sablé del frigorífico, disponemos del aro o marco que vayamos a utilizar, cortamos un disco de masa, de la misma medida que el aro, podemos marcar y cortar la medida exacta, con el mismo aro, presionando con el en la superficie de la masa. 

Colocamos el aro, sobre una bandeja de horno, con un tapete de silicona perforado, o un papel de hornear. Introducimos el disco de masa, en el interior del aro, para formar la base de la tarta.
Cortamos una tira de masa, y la ajustamos al contorno del aro. Cortamos un poco de largo, si vemos que sobra. Presionamos con los dedos todo el contorno, para que la tira de masa quede perfectamente ajustada. Con un cuchillo pequeño, cortamos la masa sobrante de los bordes.

 Pinchamos con un tenedor, toda la base de la tarta, y reservamos de nuevo en el frigorífico unos 15 minutos.

Para hornear unas tartaletas, de unos 7-8 cm de diámetro, hornear unos 20 minutos. Deben tener un color dorado claro.

Cuando las vayamos a utilizar es mejor impermeabilizarlas con chocolate derretido o manteca de cacao para que no se reblandezcan si estás rellenas de alguna crema.

Pasta de galletas speculoos.

Picar finamente las galletas, mezclar con el chocolate derretido y el resto de los ingredientes, reservar en un tarro en la nevera.

Elaboración 3er día. Cremoso de caramelo y Speculoos, compota y glaseado.

Hidratar la gelatina en agua muy fría.

Llevar a ebullición la leche con la vainilla, retirar del fuego, y dejar reposar unos 10 minutos.

En una pequeña cazuela, o sartén, preparar un caramelo con el azúcar de abedul Derretir el azúcar a fuego suave, hasta que huela a caramelo, no cogerá color de caramelo. Añadir la nata caliente, y mezclar al fuego unos segundos, asegurándose que no queden trocitos de azúcar, sin disolver. Verter la preparación, sobre las yemas de huevo, y cocinar todo junto, y a fuego suave, hasta los 82ºC. Como si fuera una crema inglesa.

Retirar del fuego, y añadir la gelatina, a la crema caliente, para que se disuelva.

Añadir la pasta de speculoos y la vainilla.

 Dejar enfriar hasta los 35ºC. Repartir el cremoso de caramelo en las 6 tartaletas, y reservar en el frigorífico.


Compota de manzana

Hidratar la gelatina en agua fría.

Pelar las manzanas, y cortarlas en cubitos muy pequeños, de menos de 1 cm. Mojar la manzana con un poco del zumo de limón, para evitar que se oxiden.

En una cacerola mediana, derretir la mantequilla a fuego suave. Después, añadir la miel, y mezclar muy bien con unas varillas. A fuego medio, agregar los cubitos de manzana reservados, y la canela cocinar unos 15 minutos, removiendo frecuentemente para que se vayan dorando. La manzana, debe quedar blandita, ya que no vamos a hornearla, pero no se debe deshacer. Cuando esté lista, retirar del fuego, y añadir la gelatina, para que se disuelva.

Repartir la compota de manzana, sobre el cremoso de caramelo, y reservar en el frigorífico, hasta que gelifique.

Glaseado de caramelo

Hidratar gelatina en agua fría.

Comenzamos preparando un caramelo seco con el azúcar. Para ello colocamos un cazo en el fuego, cuando este caliente vamos echando el azúcar poco a poco, en dos veces, primero la mitad, y a medida que se va caramelizando, añadimos el resto, dejamos que se derrita y tome un color de caramelo oscuro. Entonces bajamos el fuego al mínimo y añadimos despacio, pero de golpe toda el agua, removiendo rápidamente.

Ahora añadimos la nata líquida y batimos con las varillas. En un tazón disolvemos bien la fécula de maíz con las dos cucharadas de agua, y se la añadimos también, subimos un poco el fuego y cuando rompa a hervir de nuevo, dejamos cocinar unos 30 segundos removiendo sin parar con unas varillas metálicas. Seguidamente y por último agregamos la gelatina bien escurrida, y removemos hasta que se integre por completo. Retiramos del fuego, colamos y reservamos en un bol removiendo con una espátula de silicona para que se enfrié más rápido.

Cuando lo tengamos a 25º- 26º C ya está listo para utilizar, glasear las semiesferas congeladas sobre una rejilla, colocar con cuidado sobre las tartaletas, decorar a gusto.